Con acento hispano

El presidente Rodríguez Zapatero finalmente ha puesto fecha de caducidad definitiva a su mandato. El próximo 20 de noviembre se celebrarán las elecciones generales, con un adelanto de cuatro meses sobre la fecha final de legislatura. Una noticia parte de la crónica de una muerte anunciada, pues, salvo la agonía de agotar las fechas oficiales, nada podía evitar el adelanto. La situación económica y, de forma muy especial, la presión sobre la deuda soberana española, obligaban a buscar cuanto antes la estabilidad política necesaria que solo se puede garantizar tras el paso por las urnas. Además, la práctica totalidad de los grupos políticos del Parlamento convencidos de que la agonía de Zapatero al frente del Gobierno a nada conducía, clamaban por la convocatoria inmediata electoral. Pero la palabra final la ha tenido el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien con su cálculo de que “todo puede empeorar”, ha solicitado la decisión final al presidente. El resumen, concluye la era ZP, como en el boxeo, Rubalcaba y Rajoy ya están frente a frente, al sonar la campaña electoral y decretarse los “segundos fuera”.

Más allá de analizar las probabilidades de formación de gobierno y de los previsibles resultados electorales del 20N, para lo que aún resta tiempo más que suficiente, si parece adecuado reflexionar sobre la herencia que la gestión de Zapatero deja a su sucesor. Sobre todo porque en gran medida la situación heredada condicionará el programa de actuaciones del nuevo Ejecutivo. Y habrá que empezar por decir que este presidente que pronto desaparecerá del escenario público – pues sus planes personales pasan por volver a la vida privada en su ciudad natal de León -, ni ha robado, ni ha matado a nadie o al menos no pesan sobre él las sospechas que sobre sus antecesores en responsabilidades tan graves pesaron. Felipe González abandonó La Moncloa rodeado de casos de corrupción entre sus principales colaboradores – Juan Guerra, Roldán, Mariano Rubio… – y con las muertes del GAL imputando a su ministro del Interior José Barrionuevo. Y sobre José María Aznar pende el caso Gürtel, la presunta trama de corrupción que se cierne sobre el Partido Popular y que afecta a su sistema de financiación al estar imputado su tesorero y que alistó voluntaria a España en la II Guerra del Golfo, en busca de unas armas de destrucción masivas que jamás existieron. Su final no pudo ser más dramático y polémico, pues dejó a los españoles el triste balance de 200 asesinados en los atentados del 11M y mintió sobre su autoría según las conclusiones de la Comisión de investigación del Congreso de los Diputados.

null

Zapatero llegó a la presidencia de un país en pleno shock por dicho zarpazo terrorista de los fundamentalistas islámicos. Un país embarcado contra su voluntad en una guerra en la que morían víctimas civiles inocentes y soldados españoles que no sabían bien cuál era su misión. Con una audacia rayana en la inconsciencia sacó a las tropas de Irak incluso antes de formar su primer Ejecutivo y se presentó ante los españoles como la esperanza de regeneración democrática y de garantía de diálogo para la consolidación de un Estado plurinacional que encajara en una segunda transición las legítimas reivindicaciones de los nacionalismos vasco y catalán. El viento le era favorable ya que ningún otro grupo político estaba dispuesto a hacerse una foto con la oposición del PP, al que la opinión pública consideraba un equipo vinculado a la mentira del 11M y a la guerra de Irak. Tenía margen de maniobra y crédito amplio para llevar a cabo las reformas que él mismo consideraba necesarias para el país. A partir de ahí con un poder absoluto en su partido el socialista, podemos desglosar sus éxitos y sus fracasos en estos siete años en la presidencia del Gobierno.

Éxitos:

  • Reconocimiento de derechos civiles: tratando de hacer normal lo que en la calle es normal desde hace años y reconociendo la enorme diversidad de núcleos familiares que conviven en la sociedad española, reconoció los derechos de los homosexuales al legalizar los matrimonios entre iguales de sexo.
  • Lucha por la igualdad de oportunidades de la mujer: Zapatero ha sido uno de los premieres europeos con más mujeres en sus gobiernos y que además ha impulsado una legislación de vanguardia en el reconocimiento de la discriminación positiva de la mujer para alcanzar la igualdad hombre/mujer. Asimismo, la legislación contra la violencia de género ha supuesto un notable esfuerzo por combatir esa lacra social.
  • Legislación sobre dependencia: Constituye el cuarto pilar de la protección social – pensiones, sanidad, desempleo – y con la prestación para enfermos dependientes y mayores, se reconoce una realidad social imperante en la sociedad europea, cada vez más longeva y avejentada.
  • Reconocimiento de la memoria histórica: Tras más de 30 años de democracia él ha sido el primer presidente del Gobierno en reconocer derechos a las víctimas del golpe de Estado de 1936 y a las víctimas de la dictadura franquista.

Fracasos:

  • Negociación con ETA: Como todos los gobiernos antecesores al suyo, Zapatero se embarcó en una negociación con la banda terrorista con la sana intención de alcanzar la paz. Su intentona se vió frustrada por el atentado de la T4, cuando el propio presidente consideraba que estábamos más cerca que nunca de la resolución del conflicto. Su imagen quedó severamente dañada por el proceso.
  • Concreción del Estado plurinacional: Tanto los anhelos expresados mayoritariamente por el Parlamento vasco a través del llamado Plan Ibarretxe para un nuevo acuerdo entre Euskadi y el Estado español, como el truculento proceso vivido por el nuevo Estatut de autonomía de Cataluña, aprobado abrumadoramente por el Parlament y apoyado por la mayoría de los catalanes en referéndum, han representado la frustración del proyecto zapaterista de alcanzar un consenso sobre la realidad de un Estado plurinacional en España.
  • Gestión de la crisis económica: El mayor de sus errores y consiguiente fracaso y probablemente del que más le culpan los ciudadanos es su empeño absurdo en negar la realidad de la crisis económica. Aún cuando ya nadie dudaba de las graves consecuencias que para los españoles tendría, él siguió sin enmendar sus planteamientos, seguro de que la gripe pasajera se iría y de que teníamos reservas más que suficientes para soportarla.
  • Giro antisocial: Cuando la evidencia de la gravedad de la situación económica se le vino encima, apremiado por los principales mandatarios de la Unión Europea y de la Comisión, e incluso del mismísimo presidente de EE.UU., se vió obligado a dar un giro radical a sus planteamientos de izquierdas, urgido por reducir el déficit público que él mismo había promovido a gran velocidad en los inicios de la crisis. Estos recortes sociales – reducción de sueldo de los funcionarios, congelación de pensiones… – han supuesto la sentencia definitiva de los ciudadanos a su gestión, expresada en la estrepitosa derrota del PSOE en los pasado comicios municipales y autonómicos del 22 de mayo.

Concluye con más pena que gloria el mandato de un hombre que llegó por sorpresa y contra todo pronóstico a La Moncloa, que llegó a contar con una notable simpatía entre los españoles y al que le concedieron un amplio margen de actuación confiando en su talante de diálogo y cercanía. Tras siete años, traicionados sus principales principios a una gestión ortodoxa y cuasi neoliberal de la crisis, los españoles se sienten engañados y traicionados por Zapatero y con mucha probabilidad se disponen a castigar a su partido con uno de los peores resultados de su historia, salvo que Rubalcaba sea capaz de arreglar el desaguisado de la herencia recibida. Sin quererlo y puede que sin merecerlo, hoy por hoy – la historia es más justa y el tiempo suele poner a cada uno en su sitio – es para los españoles el peor presidente de la reciente historia democrática.

null

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn1
Author :
Print

Comments

  1. Gracias Carmen por tu comentario. La oportunidad de elegir siempre es una buena noticia, es la esencia de la democracia. Se abrirá una nueva fase que seguro que servirá al menos para albergar nuevas esperanzas.

  2. Pingback: eu textile news

Comments are closed.