Con acento hispano

Aunque es cierto que el papel todo lo aguanta y que las grandes consultoras internacionales han quedado en entredicho por su escasa capacidad de predicción de la crisis financiera que se nos echó encima hace dos años, no es menos cierto que los planteamientos prospectivos que tratan de proyectarnos una imagen a futuro de la realidad, siguen siendo imprescindibles para generar un marco de estabilidad y confianza en el mundo globalizado. Es por ello que el reciente informe elaborado por PwC PricewaterhouseCoopers “The World in 2050”, nos ofrece una visión en el tiempo de lo que claramente ya nos está marcando la tendencia en estos años de crisis. Evidentemente, los principales beneficiarios del cambio que se está produciendo en el mundo, son las grandes economías emergentes, cuyos crecimientos duplican a los de los países occidentales y, de forma muy especial, a los de la Unión Europea. La crisis financiera global está acelerando el desplazamiento del poder económico mundial hacia las economías de los grandes países emergentes, que alcanzarán una dimensión superior a las pertenecientes al G7, el grupo de naciones más industrializadas, en 2017. El PIB del E7, formado por China, India, Brasil, Rusia, Indonesia, México y Turquía, superará al estimado para el G7 en seis años y casi lo duplicará en 2050. En la actualidad, el PIB del E7 supone el 72% del que aglutinan los países del G7.

El informe confirma la pujanza de China, que se convertirá en la mayor economía en 2018 por delante de Estados Unidos, pese al freno que supondrá la política de hijo único aplicada en los últimos treinta años para la actividad productiva nacional –especialmente a partir de 2020- y al peaje temporal que tendrá que pagar el gigante asiático en términos de crecimiento si sustituye la política industrial de imitación por el desarrollo de la innovación. Aun así, la economía china será un 57% superior a la estadounidense en 2050. El estudio también revela el extraordinario potencial de la India, que según las predicciones, superará a Japón este mismo año y se convertirá en la segunda economía mundial en 2045, con un tamaño un 14% mayor que la economía estadounidense. India será, previsiblemente, la gran economía mundial que más crecerá en las próximas cuatro décadas, a un ritmo medio del 8,1%, gracias a la juventud de su población activa, un colectivo que crece a un ritmo más acelerado que en China.

null

Pero lo que es para nosotros los europeos más relevante, es la pérdida de peso de nuestras economías en las próximas décadas. Si nos atenemos al ranking elaborado por PwC de las 22 mayores economías del mundo, según el PIB la paridad del poder adquisitivo – purchasing power parity PPP – la evolución 2009 – 2050 de los países europeos sería la siguiente:

  • Alemania pasará de ser actualmente la 5 economía mundial, a ser la 9.
  • Reino Unido de la 7 a la 10.
  • Francia de la 8 a la 11.
  • Italia de la 10 a la 15.
  • España de la 12 a la 18.

El caso de Turquía, país que ha solicitado su incorporación a la Unión, pero no cuenta con el consenso necesario, hoy por hoy, para su integración, es muy llamativo pues se convierte en la economía emergente de nuestro entorno más cercano, pasando de ser actualmente la 15 a la 12 en el 2050.

La misma clasificación sobre PIB a precios de mercado, ofrece resultados muy similares, sino más deprimentes para los europeos:

  • Alemania de 4 a la 8.
  • Francia de la 5 a la 11.
  • Reino Unido de la 6 a la 9.
  • Italia de la 7 a la 13.
  • España de la 9 a la 16.
  • Turquía de la 16 a la 12, la tendencia contraria nuevamente.

Y si echamos una mirada a América Latina, se confirman también claramente las posiciones de partida actuales, con dos grandes potencias regionales, Brasil y México, frente a las dificultades de Argentina para mantenerse en el ranking de las principales economías mundiales:

  • Brasil hoy la novena economía mundial, será la 4 en 2050 por PIB/poder adquisitivo. Y de la 8 también a la 4 por PIB a precios de mercados.
  • México pasará de ser la 11 a la 7 en poder adquisitivo y de la 14 a la 7 en PIB a precios de mercado.
  • Por contra, Argentina hoy 19 economía mundial, descenderá a la 20 en poder adquisitivo y desaparecerá del ranking de las 20 primeras por PIB a precios de mercado.

El detalle de la evolución que la consultora predice para España, nos señala que al igual que el resto de las principales economías europeas, perderá terreno frente a las grandes potencias emergentes en las próximas décadas. Duodécima del ranking mundial en 2009, la economía española descenderá hasta el puesto 18 en 2050, superada por Indonesia, Canadá, Corea del Sur, Turquía, Nigeria y Vietnam. España tendrá un crecimiento medio anual del PIB del 1,9% en los próximos cuarenta años, superior al que registrarán Francia, Italia y Alemania, y algo inferior a Reino Unido, Australia y Estados Unidos.

En la evolución de este largo plazo, llaman la atención los siguientes futuribles en titulares (PIB por poder adquisitivo):

  • 2011: India superará a Japón y Brasil a Francia.
  • 2013: Brasil superará al Reino Unido.
  • 2014: Rusia superará a Alemania.
  • 2019: México superará a Italia.
  • 2020: Turquía superará a Canadá.
  • 2021: Indonesia superará a España.
  • 2024: Turquía superará a España.
  • 2025: Brasil superará a Alemania.
  • 2028: México superará a Francia.
  • 2030: Indonesia superará a Italia.
  • 2031: México superará al Reino Unido.
  • 2033: Turquía superará a Italia.
  • 2039: México superará a Alemania.
  • 2040: Indonesia superará a Francia.
  • 2044: Indonesia superará al Reino Unido.
  • 2047: Indonesia superará a Alemania.

Pitonisas y determinismos aparte, la realidad que muestra el informe, a la vista de la cualquier observador de la situación mundial hoy, no suena descabellado que este vuelco de civilizaciones y poder económico pueda producirse. Sin embargo, este aviso a navegantes debería servirnos para cambiar el chip y la tendencia, si queremos seguir siendo referente de derechos y libertades en el mundo y, lo que no es menos importante, si queremos darles a nuestros hijos un futuro al menos como el que nosotros hemos gozado de cobertura social y no someterles a un empobrecimiento paulatino.

Informe completo

null

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0
Author :
Print