Con acento hispano

Néstor Kirchner ha fallecido a los 60 años víctima de un infarto en su casa patagona de Calafate. Este neocaudillo del peronismo, presidente de Argentina de 2003 a 2007, que preparó su salida de la Casa Rosada para que la ocupara su esposa, Cristina Fernández de Kirchner y para que nada cambiara, ha muerto en el rincón austral que le vio nacer y donde el auxilio médico por lejano no pudo impedir a tiempo su defunción. Todo un signo de su personalidad, de político irredento, de hábil regate, voluntad férrea y escrúpulos escasos, que fue a morir en su morada, donde el guerrero descansaba, tratando de alejarse de las cruentas batallas porteñas.

Más allá del análisis de su legado, interesan las consecuencias de su desaparición. La presidenta argentina, su esposa Cristina, jamás inspiró la imagen de una mandataria de criterio propio, estable y alimentó la alargada sombra de su esposo que a la vista del mundo aparecía como el auténtico estratega de las decisiones, en una especie de suerte de matrimonio presidencial. Por eso su muerte a un año de las elecciones, supone el evidente final de una dinastía y, sobre todo, la incertidumbre de sucesión al frente del Justicialismo. El populismo ideológico creado por Juan Domingo Perón y mitificado en la figura descamisada de su mujer Evita, se ha convertido en el tiempo en la viva representación del tópico argentino, donde la masa se impone a la minoría en un turbulento y pasional desfile hacia nadie sabe donde. Un recorrido que ha llevado a la cuasi-existencia de un partido único donde la batalla política se desarrolla entre facciones, corrientes y familias monocolores.

null

En ese caricaturesco dibujo de un país en crisis endémica, Kirchner representó una vez más la esperanza del líder libertador, el San Martín de turno capaz de dirigir a uno de los países más ricos del planeta hacia el disfrute de la riqueza. Sacó a Argentina del corralito, afrontó la deuda exterior y recuperó un mínimo de solvencia internacional. Con esa herencia su esposa ha tratado de manejarse junto a él en un contexto de Región que les sobrepasa y una crisis mundial que les acecha. En plena presidencia de Mercosur y tratando de retomar las relaciones con la Unión Europea, sin Néstor Kirchner se abren demasiadas incógnitas en un país que tiene poca credibilidad en la escena internacional por la escasa confianza que ofrece su clase política.

La muerte de Kirchner al menos puede servir a los argentinos para ser conscientes de la necesidad de enfrentarse a los problemas y a los retos que tienen por delante y abandonar su sueño idílico de nación endogámica capaz de resolver sus problemas fuera del mundo. Brasil, Perú o Colombia, son ejemplos en su entorno que han hecho los deberes y que avanzan hacia el reconocimiento internacional. Argentina debe ser una pieza clave en ese proceso de estabilidad de América Latina, por materias primas y por recurso humano. Tal vez estaba todo demasiado amarrado en la política argentina y este accidentado incidente abra un período crítico pero repleto de oportunidades para quien sepa jugarlas.

Argentina necesita mejor dirección y menos libertadores, más estabilidad y menos enardecimiento de sus pasiones patrias. Si los argentinos lograran construir una sola década de desarrollo económico sin grandes momentos de zozobra, pánico, temor, recelo, espanto o alarma, se convertirían en la pieza clave para el crecimiento de la Región. La oportunidad que les brinda la desaparición del escenario político de los Kirchner, si finalmente Cristina Fernández no tiene vida propia, puede ser única si dentro o fuera del Partido Justicialista se aprovecha para realizar políticas serias y de compromiso con las reformas necesarias en el país austral. La encrucijada argentina pasa por la voluntad de un pueblo de ser propietario de su destino y no dejarse llevar más por el discurso fácil desde el balcón de la Casa Rosada.

null

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0
Author :
Print

Comments

  1. Siempre se ha dicho que uno de los mejores negocios del mundo es comprar a un argentino por lo que vale, y venderlo por lo que dicen que vale. Es decir que este enardecimiento argentino de sus valores, su nación, su cultura, su bandera, su selección… (no hace mucho llegué a oír decir a un argentino que la mejor pizza, el mejor vino y el mejor castellano está todo en su país) es lo que muchas veces les ciega a la hora de localizar sus problemas y tratar de ponerles solución, si se puede, sino un parche.
    Pero, siguiendo con el artículo ¿y si el liderazgo del matrimonio estaba justamente planteado al revés? Es decir, y si fue Cristina la que marcaba los destinos de los argentino en el momento en el que su marido estaba en el poder? Puede que el conseguir llevarla a ella hasta la presidencia no fuera para Néstor más que una consecuencia lógica del reparto de poder en la alcoba. De ser así ¿no supondría más de lo mismo en la política de ese país?

  2. A FERNANDO
    Saber en el tandem Néctor-Cristina quién llevaba la dirección sólo está al alcance de entornos muy cercanos a los personajes, por tanto no emito opinión al respecto. Pero lo que sí es evidente es la actual lucha fraticida entre facciones el Partido Justicialista del que Néstor era presidente. Por lo que sea como sea, parece difícil pensar que Crisitina, sin el importantísimo apoyo y trabajo por detrás de su esposo sea capaz de volver a ser candidata a la presidencia en el 2011.

  3. Buenos dias, Jesus! Muy bien de hacer un blog nuevo aqui, con Blogactiv.
    El primero en castilano. Intercambio de links con EurActiv.es y EurActiv.com son possible. E necesario que Europa comprendar mejor Espana y ‘Latam’.

    Hasta luego,

    Christophe Leclercq
    (désolé pour mon espagnol approximatif)

  4. A CHRISTOPHE
    Gracias a ti por tu comentario y sabes que coincido plenamente en el objetivo que debemos lograr de acercar Europa a Latinoamérica, una Región que está dando pasos de gigante para integrarse en el mundo democrático y desarrollado y ese esfuerzo debe verse compensado por nuestra comprensión de sus problemas.
    Tu español también avanza a toda velocidad. Gracias por el esfuerzo de hablar castellano.

Comments are closed.